Traumatismo Craneoencefálico y Neurorehabilitación

Posted on Posted in Rehabilitacion Neurologica

La asociación nacional de traumatismo craneoencefálico de los Estados Unidos de America (1), define al traumatismo craneoencefálico como una lesión al cerebro causada por una fuerza física externa, que puede provocar un estado alterado o disminuido de conciencia, que resulta en limitación de las habilidades cognitivas o del funcionamiento físico. Puede también resultar en alteraciones del funcionamiento conductual o emocional. Esto puede ser temporal o permanente y causar una discapacidad física o psicológica, las cuales pueden ser temporales o permanentes.

Los TCE representan la primera causa de mortalidad entre la población menor de 45 años de edad. Los avances tecnológicos y científicos en el conocimiento de esta patología han hecho posible que se otorgue una mejor atención a estos pacientes minimizando la taza de mortalidad. Sin embargo, la supervivencia de estos casos, se traduce en un mayor número de pacientes con secuelas neurológicas, lo cual convierte al TCE como uno de los más graves problemas de salud de las sociedades desarrolladas. (2).

Los cambios más comúnmente observados tras un traumatismo craneoencefálico son:

Cambios en el estado de conciencia

Cambios motores

Cambios en las funciones neuropsicológicas. (lenguaje, memoria, atención, conducta)

 

En la actualidad se sabe que el cerebro humano posee la capacidad de reorganizarse después de haber sufrido una lesión. Se da primero una recuperación espontánea, pero lo más importante para la práctica médica, es que actualmente tenemos la certeza de que esta capacidad de cambio puede ser estimulada en los pacientes a través del entrenamiento dirigido en un ambiente propicio. (3)

Algunos de los principios elementales a considerar durante el proceso de neurorehabilitación de estos pacientes, están aquellos que favorecen la neuroplasticidad (3): actividades dirigidas a un fin determinado, tareas que motiven los intereses del paciente, repetición de conductas, reforzamiento positivo, retroalimentación en relación a la ejecución de la tarea, fuerza adecuada del estímulo, progresión en grado de dificultad, integración multisensorial durante la realización de las tareas.

 

 

Bibliografía

  1. National Brain Injury Association, (1999), http:www,biausa.org.
    2. Ariza González M , Pueyo Benito R y Serra Grabulosa JM ,Secuelas neuropsicológicas de los traumatismos craneoencefálicos, anales de psicología

2004; 20, (2): 303-316.

  1. Umphred D.A. (2001) Neurological Rehabilitation, Mosby, EUA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *